Terapia energética

La medicina energética contempla al ser humano como una unidad integral formada por una red de campos complejos de energía en relación con la mente, las emociones, los sistemas físico-celulares y con el lado espiritual de la persona. Un tratamiento energético siempre afecta a la totalidad del espectro de calidades que forman las características singulares de cada Ser Humano.

medicina_energetica

La terapia de medicina energética es una práctica de sanación que actúa sobre el Sistema Energético Humano. Restablece su equilibrio natural, afectando al mismo tiempo al cuerpo y al organismo físico a corregir sus desequilibrios y sanar sus posibles patologías desde el interior y de forma totalmente natural.

Todos los tratamientos de medicina energética comparten la ideade que las enfermedades se producen por un bloqueo en el sistema energético del ser humano. Los bloqueos energéticos se forman mayoritariamente por estados mentales y emocionales. Los últimos estudios científicos demuestran que el 84% de las enfermedades son causadas por el estrés mental o emocional y sólo el 16% por elementos físicos.

Un tratamiento energético consiste en canalizar la Energía Universal transformándola en Energía Vital y transmitirla a la persona por imposición de manos. Un tratamiento clásico corrige el desorden energético y limpia, alinea y carga a los Campos, Chakras y Meridianos de la Anatomía Energética. La duración de un tratamiento es aproximadamente de unos 60 minutos.

Los beneficios inmediatos son relajación muscular, disminución de estrés y ansiedad, aumento de vitalidad y mejora del sueño y del estado anímico en general.

Los tratamientos energéticos mejoran disfunciones digestivas, orgánicas, metabólicas y hormonales, potencian la inmunidad y la eliminación de las toxinas acumuladas en el cuerpo y alivian el dolor crónico, entre otros.

Además de tratar síntomas físicos, la terapia energética limpia la totalidad del sistema energético humano, liberando materia personal bloqueada, para luego ser procesada y evacuada permanentemente de nuestro sistema. De esta manera el propósito de esta terapia es también de hacernos crecer como personas y de tomar consciencia del nuestro lado sutil o espiritual y de su propósito en esta vida.

Un Ser energéticamente equilibrado, limpio y cargado se siente lleno de vitalidad, amor y alegría, está sano y resplandeciente y se encuentra en paz consigo mismo y con el mundo que le rodea.